El ácido hialurónico, el gran efecto lifting

El ácido hialurónico, el gran efecto lifting

El ácido hialurónico, el gran efecto lifting

El ácido hialurónico, el gran efecto lifting 922 647 Antonio Carmona Fisioterapia

Tratamientos faciales con ácido hialurónico

El efecto lifting y la apariencia de una piel más saludable

Hablamos con Patricia Zurita, doctora en medicina estética en Antonio Carmona Terapia Integrativa

Durante una consulta facial siempre me preguntan:

¿Cuándo es el mejor momento para comenzar a aplicarme ácido hialurónico?

La realidad es que no hay una edad para aplicar este producto en el rostro; puede ser a los 30, 40 o más. Todo dependerá del estilo de vida de cada paciente, de la genética y otros factores.

Los ácidos hialurónicos no sólo sirven para dar un efecto de relleno como todos conocen. En tal caso, su presentación es en gel con una durabilidad de varios meses. Por otro lado, existen productos con ácido hialurónico pero de consistencia líquida y se aplican con técnica de mesoterapia para mejorar la hidratación y la luminosidad de las pieles desvitalizadas. Por supuesto que cada producto tiene sus indicaciones de acuerdo a las necesidades particulares.

Si una paciente necesitara a nivel facial un “efecto lifting”, lo más adecuado sería utilizar geles de ácido hialurónico para buscar este resultado. Pero si la piel de un rostro necesita verse más saludable, seguramente se utilizaría un ácido hialurónico unido a vitaminas, minerales y aminoácidos de consistencia líquida para buscar esta mejoría ya que estos elementos mejorarían el metabolismo de la piel y en consecuencia su luminosidad y salud. En ambos casos sería necesario revisar la repercusión de ciertos factores del estilo de vida como tabaquismo, poca ingesta de agua, alimentación balanceada, cuidados con cremas y protectores solares de soporte domiciliario.

Por otro lado, el ácido hialurónico es uno de los elementos que compone nuestra piel, así como el colágeno y la elastina, elementos que muchos conocen por estar dentro de las fórmulas de cremas o serums faciales. Entonces, al ser un componente natural de la estructura de la piel, se puede usar con tranquilidad en procedimientos médicos, ya que es reabsorbible y seguro. Por supuesto que esta práctica debe estar directamente realizada por profesional médico cualificado para la satisfacción y seguridad del paciente.

Ácido Hialurónico vs. Botox

Otras de las preguntas frecuentes respecto al ácido hialurónico, es que muchas veces se confunde con el botox.

El ácido hialurónico puede usarse con el fin de relleno o hidratación, pero el botox no tiene nada que ver con los resultados del mismo, ya que el botox es un producto que no rellena, sino que relaja músculos faciales de la zona de entrecejo, patas de gallo y frente. En contraposición tenemos al ácido hialurónico que se usa en tercio medio e inferior del rostro, generando relleno de zonas como ojeras, pómulos, labios o líneas peribucales (código de barra), surco nasogeniano, boca de marioneta, mentón, línea de la mandíbula, líneas finas en general y más.

La durabilidad del ácido hialurónico suele ser de 10 meses a 1 año en la piel, mientras que en el caso del botox, su durabilidad en piel no suele extenderse más allá de los 4 o 5 meses.

Para terminar, especificar que tanto el botox como el ácido hialurónico, son dos tratamientos que van de la mano para generar un rostro más suavizado y fresco cuando ciertos signos de envejecimiento comienzan a aparecer o cuando los mismos ya están instalados . En tal caso, siempre deberías consultar con un profesional para el diagnóstico personalizado de lo que necesites, ya que las promociones que puedas encontrar en algunas clínicas no siempre se adaptarán a las necesidades particulares y es por eso que tantas veces hay pacientes que se sienten defraudados por los resultados de un tratamiento, simplemente porque ese tratamiento en promoción, no era lo que el paciente necesitaba.

 

Dra Patricia Zurita

    ×